El autobús bíblico nos ha regresado al Nuevo Testamento para recorrer las páginas de este libro que nos narra los Hechos de los Apóstoles. A este libro de los Hechos de los Apóstoles se le ha llamado el quinto evangelio. Es una continuación del evangelio de Lucas. Pero es interesante notar algo más. Algo bastante notable.

Veamos el último hecho que se registra en cuanto a Jesús en cada uno de los evangelios. Primero, en el evangelio según San Mateo notaremos que el último hecho que se registra en cuanto a Jesús, es Su resurrección. La resurrección también se registra en Hechos capítulo uno. En segundo lugar, vemos que, en el evangelio según San Marcos, el último hecho que se registra es la ascensión de Jesús; un hecho que también aparece en el capítulo uno de los Hechos. Luego, el evangelio de Lucas concluye con la promesa del Padre en cuanto a la venida del Espíritu Santo. Y esa promesa se halla también en Hechos capítulo uno. Por último, vemos que el último hecho que se registra en el evangelio según San Juan es la promesa de la Segunda Venida de nuestro Señor. Y amigo oyente, esa promesa también se halla en Hechos capítulo uno.

Es que parece que los cuatro evangelios han sido vertidos por decirlo así, en un embudo, y todos caen en esta botella o jarro del primer capítulo del libro de los Hechos. La gran comisión misionera que es dada en los cuatro evangelios, también es confirmada en los Hechos.

Este libro de los Hechos suple una escalera sobre la cual podemos colocar las epístolas que lo siguen en el Nuevo Testamento. El Nuevo Testamento sin el libro de los Hechos quedaría con un vacío muy grande. El Dr. Howson, un erudito en estudios bíblicos ha declarado: “Si se quitara el libro de los Hechos, no habría nada con qué sustituirlo.”

En el libro de los Hechos aparecen los principios de la Iglesia, es decir, el nacimiento de la Iglesia. Mientras que el libro de Génesis relata el origen del universo físico, el libro de los Hechos de los Apóstoles relata el origen del cuerpo espiritual, el cual es la Iglesia.

Ahora, en casi todos los libros que hemos estudiado, hemos sacado del libro un versículo que expresa en forma resumida el tema del libro. En el libro de los Hechos de los Apóstoles, el versículo clave lo encontramos en el capítulo 1, versículo 8 donde dice:

“Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”

- Enseñanzas sobre los Hechos de los Apóstoles, J. Vernon McGee

¿Desea recibir actualizaciones como este en su correo?  Suscríbase.