Conozca a los Penner: Familia misionera en Bolivia

Cuando los Penner inicialmente se acercaron a RTM acerca de hacerse misioneros, se les advirtió que por lo general la recaudación de fondos toma entre un año y dos años.

La recaudación de fondos para ir a Bolivia parecía como una montaña para cruzar, dijo Henry. "Nosotros simplemente tuvimos que confiar completamente en Dios. Oré 'Si nos quieres allí, tendrás que hacer que esto pase’.  Humanamente era imposible."

Henry nació y vivió en Bolivia hasta los 12 años.  Volvió al país como adulto en un corte viaje de misiones.  Fue durante este viaje que se despertó en él su pasión para servir a las comunidades de habla bajo alemana allí. Henry y se esposa Anna se criaban en las comunidades menonitas del Viejo Orden en el sur de Ontario en Canadá y tienen familiaridad con el bajo alemán.

Anna admite que su camino hacia el campo misionero es un poco diferente. "Para mí, se trata más de una cosa de rendirme. Cuando Henry empezó a hablar de Bolivia yo no estaba a bordo. Cuando me di cuenta de que era realmente lo que él quería, decidí darle una oportunidad. No era mi idea y si no nos salía bien, no perdería nada."

Cuando los Penners recaudaron todos los fondos en sólo cuatro meses, todo el mundo se sorprendió. "Yo pensaba que iba a tener más tiempo," dijo Anna acerca de salir de Canadá. "Cuando vi que Dios estaba haciendo que todas estas cosas funcionaran, cosas que pensaba que eran imposibles, empecé a motivarme."

Henry recibió cinco semanas de entrenamiento en la radio en Bolivia y aprendió los fundamentos antes de que él se quedó solo. La oficina principal de RTM Bolivia se encuentra en la capital de Santa Cruz.  Los Penners viven una hora fuera de la ciudad en la propiedad del transmisor principal, donde se transmiten los programas bajo alemanes y españoles. Ellos están allí solos con unos personales locales para ayudarles a navegar el idioma y la cultura. "Nuestro ministerio principal está en bajo alemán, pero el idioma de la tierra es el español lo cual ha sido un desafío," admite Henry.

"Me gusta aprender cosas nuevas y trabajar con la radio, pero llegó al punto en que me sentía frustrado de que tenía que llamar para pedir ayuda con tanta frecuencia. Necesitaba a alguien que me llevara al siguiente nivel," dijo Henry.

Aún así, el ministerio en bajo alemán -- después de sólo un año, se está notando. De los voluntarios que ayudan en la emisora, los Penners han aprendido que las personas se han dado cuenta de que los programas son consistentes. En el pasado, los programas no salían al aire en un día específico si el personal no tuvo tiempo o si hubo un problema mecánico. Ahora, con Henry presente en el lugar, los problemas mecánicos se tratan mucho más rápido y Henry hace que sea una prioridad para que los programas salgan al aire de una forma fiable según el horario.

RTM Bolivia había experimentado con un programa piloto en el que fueron a una reunión de la iglesia y trajeron el equipo de radio y transmitieron en directo las sesiones. Henry continuó esto. "Muchas personas de la colonia no vendrán a las reuniones. Es posible que la gente los vea y que tengan problemas como resultado. En la radio, aún pueden sintonizar. Queremos trabajar con las iglesias locales para hacer que esto suceda más a menudo porque es beneficioso para los oyentes," dijo Henry.

"La gente no sale de la colonia. Hasta cierto punto, está prohibido. Es más probable que escuche una radio que cualquier otra cosa," dice Henry.

Anna estuvo de acuerdo. Ella dijo que en una iglesia sólo se puede hacer un poquito. Las personas salen del edificio y si no reciben el mensaje, es difícil hacer el seguimiento. "Con la radio puede llegar a los rincones y detrás de puertas cerradas," dijo.

La importancia de la relación

Visitar en familia y conocer a otras familias, en lugar de llegar a la casa con un carro lleno de adultos, ha abierto muchas puertas. “Estamos mejores recibidos y vistos como menos intimidantes”, dice Anna. “Si uno desconoce la cultura, incluso un comentario inocente puede ser ofensivo.”

"Muchos misioneros en Bolivia son buenos amigos nuestros, pero algunos de ellos nunca han estado en estas comunidades. Anna y yo son de primera generación. Hemos vivido como viven en las colonias. Podemos relacionarnos con ellos," dijo Henry.

Choque de la Cultura

¿Ha sido difícil mudarse a una cultura que es muy diferente de Canadá? ¿Cómo se han ajustado los niños?

“[En Canadá], vivimos en una comunidad de la iglesia muy unida de amigos y familiares y allí [en Bolivia] estamos solos en una propiedad muy grande”, dice Anna. "Ha sido solitaria, pero no nos falta nada."

¿Qué quiere decir con eso?

"En Canadá, queríamos tantas cosas y siempre fue una lucha financiera. No hay mucho de eso allí. Cuando ves a personas que viven con nada, entonces estás agradecido por todo. Nuestra casa no es la mitad del tamaño de nuestra casa en Canadá, pero hay otras personas viviendo en chozas. De repente, la nuestra es suficiente. Aquí, quieres lo que la siguiente persona tiene. Allí, no tenemos muchas cosas ni mucho dinero, pero no parece que necesitamos nada."