Durante los años, muchos han preguntado acerca de los himnos del programa A Través de la Biblia. El himno que comienza el programa, ¡Cuán Firme Cimiento!, es un himno antiguo. Apareció por primera vez en una selección de himnos publicada en 1787 en Londres, Inglaterra.

No se sabe a ciencia cierta quién es el autor, pero se atribuye comúnmente a Robert Keene. El himno es único, ya que la mayoría del himno viene casi directamente de las escrituras. Cada una de las siete estrofas originales se basa en una promesa bíblica. El primer verso establece el tema: la palabra de Dios es fundación suficiente para nuestra fe.

¡Cuán Firme Cimiento! fue traducido al español por Vicente Mendoza, de Guadalajara, México.  El himno anima al creyente buscar refugio y una fundación firme en la palabra de Dios.

¡Cuán Firme Cimiento!

¡Cuán firme cimiento se ha dado a la fe,

De Dios en Su eterna Palabra de amor!

¿Qué más Él pudiera en Su Libro añadir,

Si todo a Sus hijos lo ha dicho el Señor?

El himno que concluye el programa se titula, El Señor Así Me Habló. Fue escrito en 1856 por Elvina M. Hall en 1856.  La historia cuenta que ella estaba sentada en la iglesia un domingo, escuchando la predicación del pastor.  Él hablaba de todo el que Jesús había hecho por nosotros.  La mente de Elvina empezó a recordar el "todo" lo que Jesús había hecho por ella. 

Ella levantó el himnario y pasó a una página en blanco en la parte de atrás del libro.  Allí empezó a escribir las palabras de un poema sencillo, expresando la maravillosa verdad de que Jesús nos ha pagado el castigo por nuestros pecados en la cruz con su propia sangre preciosa. 

La música del himno fue compuesta por John T. Grape, miembro de la misma iglesia y la traducción al español fue hecha por George P. Simmonds en 1939.

El Señor Así Me Habló

El Señor así me habló, “Cuán débil es tu fe;

Hijo, vela en oración, y a ti todo te seré.”

Todo lo pagó Cristo quien por mí

Libremente derramó su sangre carmesí.

Los arreglos de estos himnos fueron hechos en Bonaire por la hermana, Nancee Olsen. Los miembros del cuarteto que grabaron las canciones fueron: Charles Thompson, Daniel Canfield, Glen Sink y Skip Britton.

La música ha tenido gran impacto en la audiencia de A Través de la Biblia.  En este sentido, Samuel Montoya nos cuenta acerca de la grabación de las canciones.

“Nancy Olson hizo el arreglo musical y el Cuarteto Trans Mundial lo grabó. Había cuatro personas y yo les enseñé como decir las palabras en español. Yo se las enseñaba, hablándolas, pero en ritmo y ellos repetían.

Repetían como loros lo que yo les decía. Entonces lo aprendieron y lo pusimos con la música y salió perfecto y exacto el salmo. 

Lo mismo ocurrió con la parte final, cuando dice “Todo lo pago Cristo quien por mí…”.  Luego, le pedimos a Donaldo Strong, quien tiene una maravillosa voz, que hiciera la locución de la introducción del programa.”

Cuando decimos que la música de A Través de la Biblia ha trascendido, nos referimos a que por mucho tiempo la hemos usado y ésta ha causado gran impacto en los oyentes.  Su letra y música traen recuerdos a su mente de cómo el programa ha producido un cambio en su manera de pensar, de vivir y cómo se relacionan con Dios luego de escucharlo.

Escucha el programa en escuchar.atravesdelabiblia.org.

Extracto del librito A Través de la Biblia:  Los primeros 40 años.