Este año hemos estado celebrando el 40 aniversario de la primera transmisión en español del programa A Través de la Biblia. Le damos a Dios la alabanza y la gloria por los millones que se han alcanzado en las últimas cuatro décadas, como resultado del compromiso del Dr. McGee, escritor del estudio bíblico, y del Dr. Paul Freed, fundador de Radio Trans Mundial. Al principio, el Dr. McGee estaba escéptico del proyecto: dudaba de la eficacia del uso de la radio para un ministerio internacional. Sin embargo, como resultado de ver el impacto de las emisiones de su estudio bíblico en español, el Dr. McGee se comprometió seriamente a tomar la Palabra de Dios a todo el mundo.

Tres años después de la primera transmisión en español, el programa ya había sido traducido en ocho idiomas más. Fue en ese momento que el Dr. McGee escribió: "Puede ser posible tener la Palabra de Dios en todos los idiomas principales durante los próximos años. Que sepamos, A Través de la Biblia es el único estudio sistemático de toda la Biblia que está haciendo un gran esfuerzo para lograr este propósito." Se puede ver lo rápido que el ministerio internacional empezó a crecer y qué tan comprometido el Dr. McGee estuvo para hacer llegar la Palabra de Dios a todo el mundo.

Sólo cinco años más tarde, en 1981, McGee escribió: "La nuestra (ATB) se ha convertido en un programa misionero. Nunca me imaginé que estaríamos llegando a la mayoría de la población mundial que puede escuchar la Palabra de Dios sólo por radio.” En menos de una década, el Dr. McGee se había convertido de un escéptico a un estratega. Fue durante este periodo que él desarrolló la declaración de la misión que sigue guiando el ministerio décadas después de su muerte: Llevar toda la Palabra a todo el mundo.

Pocas semanas antes de ir a su hogar celestial en diciembre de 1988, el Dr. McGee escribió estas palabras en una carta a los patrocinadores de A Través de la Biblia:

Cuando pienso en cómo estos estudios prácticos de toda la Palabra de Dios se han propagado a través de este hemisferio y luego en todo el mundo - primero en inglés y ahora en unos 35 idiomas - me veo obligado a concluir que es resultado de la obra del Señor, y ¡es maravilloso a nuestros ojos! Y cuando pienso en todos los que han dado y provisto con tanta fidelidad y sacrificio para que esto sea posible, me siento abrumado. Alabemos al Señor juntos. Este es Su trabajo, y usted es uno de Sus fieles obreros que ha respondido a las palabras: "El campo está blanco para la siega." Porque nosotros somos colaboradores, y la cosecha es buena.

El crecimiento de un ministerio mundial y la visión apasionada del fundador de llevar la Palabra de Dios hasta los confines de la tierra sucedió en tan sólo 15 años. Esto en sí mismo es extraordinario, pero tal vez aún más sorprendente es el hecho de que el ministerio sigue creciendo después de la muerte del Dr. McGee. De hecho, en actualidad el número de idiomas se ha triplicado desde 1988. Hoy en día A Través de la Biblia se produce en más de 110 idiomas y dialectos y se puede escuchar en más de 160 países del mundo.

El ministerio internacional ha crecido no solamente en número de idiomas; también ha crecido la variedad de formas en que se están recibiendo las enseñanzas. Mientras que la radio sigue siendo la base del alcance mundial del programa, miles de personas por todo el mundo reciben la enseñanza del Dr. McGee a través del Internet, el podcasting, los reproductores digitales portátiles, chips de memoria, teléfonos móviles, aplicaciones móviles y ahora incluso en televisión por satélite.

Mirando hacia el futuro, vemos que Dios está abriendo puertas de oportunidad que nos permitirán continuar a obedecer el mandato de nuestro Señor Jesús en Marcos 16:15: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.”

(Lea más acerca de los orígenes del ministerio en "Orígenes del programa A Través de la Biblia".)