Array
(
    [data] => Array
        (
            [5cd058084ffaf] => Array
                (
                    [index] => 0
                    [type] => image
                    [url] => /images/r/blank-800-x-450/800x/blank-800-x-450.png
                    [size] => 800x450
                    [coords] => 
                    [path] => /images/r/blank-800-x-450
                    [caption] => 
                    [link] => 
                    [original] => /media/image/blank-800-x-450.png
                    [_image] => /images/r/blank-800-x-450/c960x540/blank-800-x-450.jpg
                    [marker] => 0
                    [alt] => blank 800 x 450
                )

        )

    [thumbs] => Array
        (
            [0] => <li><a href="#slide0"><img src="/images/r/blank-800-x-450/60x60/blank-800-x-450.jpg" alt="" /></a></li>
        )

    [id] => carousel
)

Cuando Noruega comenzó el proceso de disolver la radio FM, los oyentes hicieron la transición a un nuevo estándar de transmisión digital de audio (DAB).  Esta transición fue emocionante para la estación de radio cristiana P7, socia de Radio Trans Mundial. Esto permitió que la estación llegara a muchos más oyentes a un costo mucho menor.

El director de la estación, Kenneth Hjortland, explicó que “después de que se lanzara el DAB+, hemos pasado de llegar de 300,000 personas a llegar a casi 3.8 millones de personas. Ahora estamos cubriendo el 80% del país con nuestra radio”.

La transición significó que muchas estaciones de radio noruegas ya no necesitarían sus transmisores de FM. Cuando alguien le ofreció a P7 diez transmisores de alta calidad, se acercaron a RTM y se ofrecieron a coordinar la donación de los transmisores.

El 11 de abril, los transmisores llegaron a Sonset Solutions en Elkhart, Indiana.  Sonset Solutions acordó asociarse con RTM y utilizar el espacio de su almacén para desempaquetar los transmisores. Allí se probarán y se volverán a embalar para enviarlos a su destino en Perú, Haití y posiblemente a Bolivia y México para que sean utilizados por las estaciones de radio FM locales. P7 pagó por el costo de envío.

Hjortland explica que proporcionar apoyo financiero a los socios de RTM es una parte importante de la misión de la estación. “Tenemos muy claro para nuestros donantes que cuando nos entreguen 100 euros, 10 euros o más se destinarán al trabajo internacional que estamos apoyando. Él está encantado de que los transmisores se aprovechen bien: difundir la esperanza a otros en una parte del mundo que necesita la Palabra de Dios.

“Hemos visto la posibilidad en el área de América Latina de llegar a tantas personas con menos recursos de los que necesitamos en Noruega. Tenemos un Dios, y Dios creó a todas las personas en todo el mundo por igual".

Steve Shantz, vicepresidente de RTM para América Latina, dice: “Estos 10 transmisores de FM son los mejores del mercado, de un fabricante conocido por su calidad. Nuestros ingenieros quienes los desempacaron en los Estados Unidos nos dicen que están en excelentes condiciones.  Tener ese equipo dotado para el ministerio es una bendición increíble.  Estamos muy emocionados de ver cómo podemos desplegarlos para expandir el reino de Dios. Es maravilloso que los socios nacionales de RTM trabajen con nosotros para alcanzar a más personas con el Evangelio a través de los medios".

Hjortland, un ex pastor administrativo, también entiende cómo el ministerio a través de la radio puede llegar a un gran número de oyentes. Su impacto es innegable.

“Trabajé 10 años en una iglesia. Me he parado en los púlpitos y he gritado a las personas no alcanzadas que deben aprender a conocer a Jesús, pero mi mensaje se detuvo en la puerta. Nunca llegó fuera de la iglesia".

En cuanto a la transición a la radio DAB en Noruega, Hjortland dice que ha sido una bendición poder llegar a los oyentes cristianos en todo el país.  Este alcance también está inspirando a nuevos oyentes en Noruega para que apoyen la radio P7 y, a su vez, a Radio Trans Mundial.

A través de la transición a la nueva tecnología digital, Hjortland ahora está extendiendo la esperanza a una audiencia aún más amplia que nunca en Noruega... y a medio mundo de distancia.