Array
(
    [data] => Array
        (
            [5bd9d04ebfec8] => Array
                (
                    [index] => 0
                    [type] => image
                    [url] => /images/r/jim-stone-and-gregg-harris-from-ttb-and-mariette-oosterhoff-of-twr-compressor/800x/jim-stone-and-gregg-harris-from-ttb-and-mariette-oosterhoff-of-twr-compressor.jpg
                    [size] => 800x450
                    [coords] => 
                    [path] => /images/r/jim-stone-and-gregg-harris-from-ttb-and-mariette-oosterhoff-of-twr-compressor
                    [caption] => 
                    [link] => 
                    [original] => /media/image/jim-stone-and-gregg-harris-from-ttb-and-mariette-oosterhoff-of-twr-compressor.jpg
                    [_image] => /images/r/jim-stone-and-gregg-harris-from-ttb-and-mariette-oosterhoff-of-twr-compressor/c960x540/jim-stone-and-gregg-harris-from-ttb-and-mariette-oosterhoff-of-twr-compressor.jpg
                    [marker] => 0
                )

        )

    [thumbs] => Array
        (
            [0] => <li><a href="#slide0"><img src="/images/r/jim-stone-and-gregg-harris-from-ttb-and-mariette-oosterhoff-of-twr-compressor/60x60/jim-stone-and-gregg-harris-from-ttb-and-mariette-oosterhoff-of-twr-compressor.jpg" alt="" /></a></li>
        )

    [id] => carousel
)

El autobús bíblico partió de Bonaire por primera vez en 1973 en un viaje por Latinoamérica. Desde entonces, muchos oyentes abordaron el Autobús Bíblico y viajaron a través de la Palabra de Dios.

 

A Través de la Biblia es el programa más popular que se transmite desde la emisora radial de RTM, Qué Brille 800 AM de Bonaire, y en cientos de emisoras radiales de Latinoamérica y los Estados Unidos. Mensualmente, RTM recibe más de 800 respuestas al programa. A Través de la Biblia es un estudio de cinco años que inicia otra vez tras llegar a la estación final del quinquenio. Los radios escuchas pueden subir al “Autobús Bíblico” en cualquier momento que gusten.

 

Recientemente tuvimos la oportunidad de hacerle algunas preguntas a Gregg Harris, el Director Ejecutivo de A Través de la Biblia.

 

¿Cuál es la conexión entre Bonaire y ATB?

A principios de los setenta, el fundador de ATB, el Dr. Vernon McGee, vino a la isla de Bonaire visitó la isla de Bonaire. En visita a la estación radial uno de los miembros del equipo lo desafío preguntándole: “¿Por qué no traduce sus estudios bíblicos al español?”. Al principio, el Dr. McGee no estuvo dispuesto. Sin embargo, él y Paul Freed eran amigos cercanos y se respetaban mucho, y finalmente, Paul Freed pudo convencer al Dr. Vernon McGee, de por lo menos intentar hacer programas en español como un experimento.

En esos días, Samuel Montoya trabajaba para el departamento en español de Bonaire, y se le pidió hacer programas de 30 minutos del estudio Bíblico del Dr. McGee. Cuando Montoya vio los guiones por primera vez, pensó que era casi imposible hacer esto en 30 minutos, ¡pero pudo! Él tradujo al español el himno “Cuan Firme Cimiento”, y formó un cuarteto y grabaron el himno en español. Esta canción aún se reproduce en el programa. Una vez que con el que, la respuesta y apoyo llegaron tan rápido y poderosamente que luego de 3 años de salir al aire por primera vez, ya estábamos en 15 idiomas. Y para el momento que el Dr. McGee murió en 1998, teníamos 37 idiomas. En 15 años avanzamos de nada a 37. Ahora tenemos más de 100 idiomas, y todo comenzó en Bonaire.

¿Cuál es el secreto del programa para que después de 45 años la gente siga escuchando?

El secreto es que no lo hay. Es la Palabra de Dios. Solo estamos dando su Palabra. A Través de la Biblia no es acerca del Dr. McGee, ni de Samuel Montoya. Ellos son vasijas en la gracia de Dios. Pero al final, se debe a que la Palabra de Dios nunca muere. Nuestro programa de estudio bíblico está ahora en más de 1000 estaciones radiales. La Palabra de Dios es eterna, bendice a las personas cuando es bien enseñada. Es la política de ATB que no hacemos recaudación de fondos activa; cuando el Dr. Vernon McGee supo que estaba muriendo, nos dijo: “pongan las cintas hasta que el dinero se acabe”.

¿Qué tiene de diferente un programa de ATB en español de, por ejemplo, uno en árabe?

Siempre hemos animado al productor a contextualizar el contenido. Les solicitamos que la teología sea la misma, pero pueden cambiar las historias y la música. Nuestra filosofía es que queremos que el oyente sintonice un programa culturalmente original. No algo que haya sido traído de otra parte del mundo. No queremos que sea Un formato norteamericano. De hecho, en los 125 idiomas que sale el programa en este momento, muchos no tienen el nombre A Través de la Biblia. En el árabe, se llama, Tesoros de Sabiduría, por ejemplo. Así que cada programa que transmitimos, queremos que suene como que viene de ese país.

¿Es ATB algo multigeneracional?

Recuerdo las cartas que leemos, y muchas de ellas dicen, “crecí escuchando A Través de la Biblia desde Bonaire, y luego me mudé y años después… escuché esa voz familiar de nuevo, y ahora estoy de vuelta oyendo la misma voz”. El efecto multigeneracional de ATB es extraordinario.

 

Tan solo la semana pasada, Carol Munger (personal retirado de RTM) me mandó esta carta de Saúl de El Salvador, quien escucha ATB en Miami, Florida:

 

Estaba realizando mi caminata matutina, y pasé cerca de un trabajador que rellenaba un par de agujeros en la calle, con asfalto. Él estaba haciendo un trabajo por sí solo que se veía que requería de al menos dos hombres, pero él solo complete su labor con gran cuidado y precisión. Caminé un poco más y luego regresé a mi casa. Pasé de nuevo cerca del trabajador cuando estaba terminando, y el Señor me dijo que le hablara. Había olvidado mis tarjetas promocionales (de RTM360) así que pensé, “le mostraré mi teléfono con la lección de esta semana de ATB sobre Daniel”. Después de un breve saludo, le mostré el sitio web de RTM360 en mi celular. Cuando él lo vio, lo reconoció inmediatamente y empezó a contarme que había estado escuchando la historia del sueño de Daniel, y sobre Darío. Le comenté que quizás era el de Nabucodonosor el que él había escuchado. “Oh sí”, dijo él, “Ese es el que he estado escuchando”. Luego comenzó a contarme cómo el programa ATB con Samuel Montoya y Lemuel Larrosa es la única enseñanza en la que se puede confiar hoy.

 

Le pregunté cómo escucha el programa. Él me dijo: “Lo escucho cada mañana desde las 7:00 a las 7:30”. Le pregunté, “¿En radio luz?” Él no estaba seguro, pero pensaba que la frecuencia era 97.7 (Radio Luz). Supo sin lugar a duda que podía confiar en la enseñanza de este programa, y dependía de él para una enseñanza bíblica fiel y verdadera. Dijo que había oído hablar de otra emisora que podía escuchar que tenía el número 80 en su frecuencia, pero no estaba seguro cual era. Le conté sobre RTM Bonaire 800 AM a las 8:00 p.m. La seguí repitiendo y espero que él la recuerde y encuentre. Me dijo que se llama Saúl. Es originario de El Salvador y ha estado en este país por 30 años. Al siguiente día lo volví a ver conduciendo su camión aquí en el complejo, y me saludó con una gran sonrisa ☺.

 

¿Qué es lo que más te ha impresionado al trabajar para ATB?

Ver el imparable poder de la Palabra de Dios. Nada la puede detener si Él quiere que le llegue a la gente. A menudo decimos que somos el ministerio que no debería existir. No hacemos cosas que tengan sentido. Tenemos una voz en nuestro programa que tiene 33 años de haber fallecido, tenemos programas que fueron grabados hace 40 años en inglés. No pedimos dinero. Estas cosas juntas no son una receta para el éxito cuando uno usa su cerebro. Es una aventura de fe. Es acerca de la fe, la oración y la Palabra de Dios. Mes tras mes vemos que el Señor provee lo que necesitamos. A veces no se ve muy bien. Pero decimos, “Señor este es tu ministerio”. Y tenemos un asiento de primera fila para ver que este es el ministerio de Dios. Podemos ver el poder real obrando.


Fotografía de izquierda a derecha: Jim Stone (miembro de la junta de ATB), Gregg Harris (Presiente de ATB) y Mariette Oosterhoff (Directora de comunicaciones de RTM para Latinoamérica y El Caribe).