Array
(
    [data] => Array
        (
            [6107fbbbfe826] => Array
                (
                    [index] => 0
                    [type] => image
                    [url] => /images/r/atb-testimonio/960x/atb-testimonio.png
                    [size] => 960x540
                    [coords] => 
                    [path] => /images/r/atb-testimonio
                    [caption] => 
                    [link] => 
                    [alt] => atb testimonio
                    [original] => /media/image/atb-testimonio.png
                    [_image] => /images/r/atb-testimonio/c960x540/atb-testimonio.jpg
                    [marker] => 0
                )

        )

    [thumbs] => Array
        (
            [0] => <li><a href="#slide0"><img src="/images/r/atb-testimonio/60x60/atb-testimonio.jpg" alt="" /></a></li>
        )

    [id] => carousel
)

¿QUÉ ESTÁ HACIENDO DIOS EN SU VIDA?

Hace unas semanas, planteamos esta pregunta a nuestros seguidores en las redes sociales. Compartimos algunas de las respuestas animadoras que recibimos.


“Dios me está dando el deseo de conocerlo más, obedecerlo más y apartarme de todo aquello que no le agrada. Sólo lo puedo lograr rindiendo mi vida a nuestro Señor Jesucristo. Dios les bendiga  y siga fortaleciendo su ministerio. Amén.”

“Arreglando mi mano después de 5 meses. Pensaba que iba a tener mis dedos cortados. Pero, gracias al Señor ya estoy 85% mejor. ¡Gracias a mi Señor Jesucristo! Bendiciones a todos.”
 
“Sólo quiero agradecerles pues este estudio me ha ayudado a tener un lenguaje muy preparado y para hablar con toda seguridad la Palabra de Dios donde quiera que vaya.”
 
“Conocerlo más, andar en obediencia, estar en comunión con Él.”
 
“Verdaderamente doy gracias a nuestro Señor Jesucristo por el privilegio que nos da de tan bendecido programa A Través de la Biblia. En lo personal, cada vez que escucho los estudios me alienta a seguir creyendo aún cada vez más y más en nuestro Señor Jesucristo, mi Salvador, mi Redentor, mi Rey.”
 
“En estos tiempos se escuchan pocos estudios como los que nos comparten mi hermano Samuel Montoya y Jehiel Ortiz y sé que detrás de los micrófonos hay un personal entregado a servir a la obra de Cristo. La forma que enseñan la bendita Palabra de Dios es muy edificadora y créanme que a mí me está edificando.”