Array
(
    [data] => Array
        (
            [5ec2bd3feb6b3] => Array
                (
                    [index] => 0
                    [type] => image
                    [url] => /images/r/two-gypsy-young-men/800xg0-341-2631-1822/two-gypsy-young-men.jpg
                    [size] => 800x450
                    [coords] => 0-341-2631-1822
                    [path] => /images/r/two-gypsy-young-men
                    [caption] => 
                    [link] => 
                    [alt] => two gypsy young men
                    [original] => /media/image/two-gypsy-young-men.jpg
                    [_image] => /images/r/two-gypsy-young-men/c960x540g0-341-2631-1822/two-gypsy-young-men.jpg
                    [marker] => 0
                )

        )

    [thumbs] => Array
        (
            [0] => <li><a href="#slide0"><img src="/images/r/two-gypsy-young-men/60x60g0-341-2631-1822/two-gypsy-young-men.jpg" alt="" /></a></li>
        )

    [id] => carousel
)

El pueblo romaní  (gitano) tiene una historia larga y penosa. El genocidio, la labor forzada, el secuestro infantil, la pobreza, las deportaciones, las migraciones forzadas y la ciudadanía revocada son solo algunos de los abusos que ellos han soportado.

RTM ha comunicado la esperanza de Cristo al pueblo romaní en Macedonia desde el 2009 por medio del programa radial Voz de la Verdad. Este programa semanal de una hora se transmite en la ciudad de Prilep, donde viven alrededor de 15.000 romaníes. La Voz de la Verdad les da a los romaníes, muchos de quienes son analfabetos, la oportunidad de aprender de la fe cristiana en el idioma de su corazón. 

El Pastor Edijan, quien produce el programa y opera la iglesia local, dice: “Hay mucho que Dios ha hecho ya entre los romaníes en Prilep, pero la obra no está terminada todavía. Todos estos son solo pequeños y humildes principios. Estoy agradecido por cada alma, por cualquiera persona que se nos acerca para hacer una pregunta o para emprender una conversación.”

El Pastor Edijan hace visitas a hogares diariamente y pasa mucho tiempo hablando con personas y sentado con grupos que se reúnen en hogares*. El ambiente es relajado, y la gente a menudo habla de lo que escucharon en los programas.

Sabrina, quien escucha el programa Voz de la Verdad desde hace años, a menudo invita a amigos a venir a escuchar juntos.

“A través de estos programas hemos aprendido cuán importante es vivir en amistad y cooperación. Vivimos en una comunidad con personas de diferentes fes, nacionalidades y color de piel, pero una cosa permanece igual: todos somos solo humanos que pueden ser salvos por la gracia de Dios.

Estos programas me ayudan a amar a otros más pacíficamente y a criar mejor a mis hijos. Me dan esperanza aún cuando es difícil porque sé que Jesús cuida de mí y que me ama inmensamente. Es un consuelo para mí cuando vienen los momentos difíciles. Estas palabras que oímos en nuestro idioma romaní nos muestran que no estamos descuidados, que alguien se ocupa de nosotros como pueblo, que somos reconocidos, que no somos solo un pueblo al margen de la sociedad, sino que tenemos nuestra propia cultura y costumbres. Por todo esto, el programa Voz de la Verdad  significa mucho para mí.” 

¡Alabamos a Dios por el programa Voz de la Verdad ! Únase a nosotros en oración por el equipo mientras producen este programa y obran sin cesar para identificar las necesidades de la comunidad y a responder sabiamente por el evangelio.

*NOTA: este informe fue escrito por RTM Canadá antes del comienzo de las restricciones causadas por los gobiernos del mundo en reacción al virus COViD 19