En un lugar del campo uruguayo durante la década de los 1940, el misionero americano Lemuel Jaime predicó el evangelio en una gran tienda de campaña. Al principio, los muchachos del lugar tiraban piedras a la tienda, pero Jaime tranquilamente les invitó a asistir durante las noches dedicadas a jóvenes, y ellos por fin fueron. Uno aceptó a Cristo y varios años más tarde honró a ese misionero dando ese nombre a uno de sus hijos: Lemuel Jaime Larrosa.

Hoy, ese hijo tocayo está terminando su tiempo como Director Internacional del Ministerio de Radio Trans Mundial en Latinoamérica y el Caribe. El mes pasado, en el último día de la conferencia de socios de Radio Trans Mundial, Lemuel Jaime Larrosa reflejó sobre sus cinco décadas de servicio en transmisión cristiana.

“Al principio de nuestras conferencias anuales, ¡nos sentábamos todos en una mesa!” dijo Larrosa, mirando alrededor a los muchos participantes de la conferencia de 2018. Para mí es alentador ver cómo ha crecido el ministerio. Veo muchas caras jóvenes. Por la gracia de Dios, hemos podido pasar nuestra visión a la generación joven.”

El ministerio de Radio Trans Mundial se expande en América del Sur

"Larrosa ha sido cristiano por la mayoría de su vida. “A la edad de 9, se puede decir, yo personalmente entendí quién era Jesús para mí y que necesitaba Su perdón por mis pecados", dijo.

Cuando él fue a un campamento de verano a la edad de 16, decidió que quería ser pastor. Se matriculó en un seminario en Buenos Aires, donde conoció a la que llegaría a ser su esposa, Sonia. Se casaron y juntos pastorearon una pequeña iglesia en Montevideo, Uruguay. Como joven pastor con hijos que mantener, Larrosa tenía un segundo trabajo para poder ganar un salario. Empezó a trabajar en una estación comercial poniendo música y dando noticias y pronósticos del tiempo.

Donald Strong, un misionero de Radio Trans Mundial en Bonaire, oyó hablar de este joven pastor con la gran voz. Él buscaba gente local en Sudamérica que pudiera ayudar a producir programas en español para los radioescuchas de esa región. Larrosa empezó a trabajar para RTM como voluntario. “No sabía nada en cuanto a RTM en aquel tiempo,” dijo él, pero eso cambió rápidamente.

El fundador de RTM, Paul Freed, vio la necesidad para un canal de transmisión en la parte sur de Sudamérica, y en 1981 empezó una hora de transmisión al día para Argentina, Uruguay y Paraguay. Ese mismo año, Larrosa fundó RTM Uruguay (RTM es la sigla para TWR en español), y él fue su director nacional por 20 años.

“Me enviaban casetes por correo con los programas grabados. Empecé a recibir llamadas telefónicas y correspondencia en casa. Me hizo muy feliz combinar mi obra de transmisión con mi fe. Siempre me gustó relacionarme con los oyentes. Y, en ese tiempo, nosotros éramos los únicos que hacíamos obra cristiana por radio, así que había muchas reacciones”.

En l987 RTM Uruguay ganó estatus de una organización sin fines de lucro y estableció una junta nacional. ERF Alemania, un socio de RTM desde hacía mucho tiempo, ayudó a abrir una oficina en Uruguay, y el ministerio creció gradualmente. Más tarde, ERF decidió suplir el salario de Larrosa, volviendo al voluntario en un obrero de ministerio profesional.

En 1999, Larrosa llegó a ser el presentador de A Través de la Biblia, el estudio bíblico de fama mundial. Mientras Samuel Montoya siempre ha sido la voz del predicador del programa, desde 1999  Larrosa hace la introducción y conclusión de cada programa.  Hace anuncios, lee cartas de oyentes y ora antes de cada estudio.

Nuevas responsabilidades regionales

En ese mismo tiempo, RTM le pidió a Larrosa que fuera Director Internacional para ministerios hispanos. Él empezó a viajar por la región buscando nuevos socios para ayudar a RTM a llevar el evangelio a muchos más lugares.

“Ser la voz en la radio me abrió muchas puertas a mí. Tan pronto como yo empezaba a hablar, la gente reconocía mi voz, y ¡empezaron a tratarme como familia”!

Es como algo que dijo una vez Billy Graham en cuanto a RTM. La radio es algo así como una cobija a través de las naciones abriendo paso para misioneros para que vayan a lugares donde la gente ya ha oído de Jesús (por medio de las ondas). Larrosa estableció asociaciones de RTM en Honduras, Guatemala, México, Colombia y el Perú.  

 

Articulo escrito por Mariette Oosterhoff

Directora de Comunicaciones para Lationamérica y el Caribe