Guam, la pequeña isla del Pacífico, sede de la potente estación de onda corta de TWR otra vez se encuentra entre el intercambio de tiros de dos gigantes, Corea del Norte y Estados Unidos.

Mientras surgían los informes del anuncio que el gobierno de Corea del Norte dijo que lanzaría misiles contra la isla de Guam en donde se encuentra una base militar estadounidense, la emisora de TWR, KTWR lanzaba con sus poderosas antenas el mensaje del evangelio, de amor, paz y perdón hacia Corea del Norte. Colaborando con su socio nacional en Corea del Sur, la estación de TWR transmite casi 10 horas de programación en coreano cada semana al país a menudo llamado el Reino Ermitaño.

Con las crecientes amenazas entre los Estados Unidos y Corea del Norte sobre sus programas de armas nucleares, el miércoles 9 de agosto, el gobernador de Guam intentó minimizar el peligro para la isla. El gobernador Eddie Baza Calvo también enfatizó que tal ataque no solo sería contra militares, pero también pusiera en peligro miles de civiles.

The Associated Press citó a un conductor de autobús guameño diciendo: "Estoy un poco preocupado, con un poco de pánico. ¿Esto realmente va a suceder?"

TWR ha estado transmitiendo desde la isla de Guam desde 1975, y la programación bíblica de KTWR también llega a China, Indonesia y otras partes de Asia.

Según el grupo de consultoría InterMedia, las emisiones de radio extranjeras siguen siendo una importante fuente de información externa para Corea del Norte. Y este es el caso, aunque la gente encontrada accediendo a información no aprobada por el gobierno puede ser encarcelada o incluso ejecutada, informó la revista Radio World.

Por esta razón, algunos cristianos entierran sus radios en el suelo cuando no los escuchan. Puede escuchar un breve reporte sobre esta medida de seguridad personal en twr360.org/nkradios y ver un video con las respuestas de los oyentes de TWR en Corea del Norte en YouTube.

"Juntos elevamos nuestras voces en adoración cuando la radio toca himnos, y nos acercamos a Dios cuando escuchamos los mensajes", escribió un oyente norcoreano a TWR.

En medio del despliegue geopolítico, el presidente de TWR, Lauren Libby, dijo: "TWR comunica esperanza a Corea del Norte todas las noches. Únase a nosotros para orar por esta delicada situación.”

El personal de TWR en Guam y en todo el mundo ofrece estas sugerencias sobre cómo orar durante este tiempo de incertidumbre:

  • Ore por Guam y sus 160.000 personas mientras navegan esta situación tensa sobre la cual tienen poco control.
  • Ore para que los funcionarios del gobierno tengan la compostura y la sabiduría para lograr una conclusión favorable.
  • Ore por el personal de KTWR y el ministerio de radiodifusión a Corea del Norte, para que se mantengan fuertes y estén espiritualmente y materialmente bien equipados para proporcionar a los oyentes el evangelio que da vida.
  • Oren por el pueblo de Corea del Norte, para que el Señor, en Su providencia, mejore las duras condiciones en que viven y que oigan y respondan al mensaje de vida eterna de Jesucristo.