Array
(
    [data] => Array
        (
            [5b46583656bb0] => Array
                (
                    [index] => 0
                    [type] => image
                    [url] => /images/r/ezequiel/800xg0-8-857-491/ezequiel.jpg
                    [size] => 800x450
                    [coords] => 0-8-857-491
                    [path] => /images/r/ezequiel
                    [caption] => 
                    [link] => 
                    [original] => /media/image/ezequiel.jpg
                    [_image] => /images/r/ezequiel/c960x540g0-8-857-491/ezequiel.jpg
                    [marker] => 0
                )

        )

    [thumbs] => Array
        (
            [0] => <li><a href="#slide0"><img src="/images/r/ezequiel/60x60g0-8-857-491/ezequiel.jpg" alt="" /></a></li>
        )

    [id] => carousel
)

Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente.  Ezequiel 1:4


EZEQUIEL - EL PROFETA
Ezequiel era sacerdote, pero nunca ejerció como tal, pues fue llevado cautivo durante el reinado de Joacim. Daniel fue llevado con el primer grupo de cautivos durante el reinado de Joacim unos 8 años antes de que Ezequiel fuera llevado al cautiverio.

 

Ezequiel era contemporáneo con Jeremías y Daniel. Jeremías era un hombre viejo que hablaba al remanente que quedó en la tierra; Daniel hablaba en el palacio del rey de Babilonia. Mientras los otros cautivos lloraban acordándose de Sión, Ezequiel se regocijaba en las visiones más grandes que jamás fueran dadas a algún profeta.
 
SU MENSAJE
Su mensaje fue el más espiritual de los profetas siendo que él trató más la persona de Dios. Alguien ha dicho lo siguiente: “Ezequiel es el profeta del Espíritu como Isaías es el profeta del Hijo, y Jeremías el profeta del Padre.”

 

Durante los primeros años del cautiverio los falsos profetas dijeron que el pueblo podría regresar a Jerusalén y que la ciudad no sería destruida. No fue hasta la última deportación durante el reinado de Sedequías que la ciudad fue destruida. Ezequiel confirmó este mensaje y amonestó al pueblo que debía de volverse a Dios antes de que pudiera regresar a Jerusalén.

 

Ezequiel empezó su ministerio 5 años después de su cautiverio cuando tenía unos 30 años.

SU MÉTODO
Hasta cierto punto Ezequiel hablaba en los días más oscuros de la nación. Se paraba al fondo del valle en la oscuridad de un rincón. Tenía que enfrentarse con la esperanza falsa dada por los falsos profetas, la indiferencia y el desaliento causado en los días de pecado y desastre. El pueblo no le atendía a él ni a su mensaje. Por lo tanto, hizo uso de un método nuevo. En vez de hablar por parábolas, las presentó. Ha habido en nuestros tiempos los que se han sentado por muchas horas sobre el “asta de la bandera” y los que han caminado muchos kilómetros para llamar la atención del público. Este tipo de cosas fue el método de Ezequiel y es indicativo de tiempos de decadencia.
 
SU SIGNIFICADO
Ezequiel es el profeta de la gloria de Jehová. Tres profetas de Israel hablaron cuando estaban fuera de la tierra: Ezequiel, Daniel y Juan. Cada uno ha escrito un apocalipsis. Aunque hacían uso de un lenguaje muy simbólico, veían la luz más brillante, y tenían la esperanza más grande. Ezequiel vio la gloria de Jehová irse del templo de Salomón, y vio el regreso de la gloria de Jehová que fue proyectada al futuro durante el reino. El significado de Ezequiel se ve en la gloria venidera durante el reino. Ezequiel miró más allá de los sufrimientos de Cristo a “las glorias que vendrían tras ellos.” (1 Pedro. 1:11)
 

 J. Vernon McGee
Extracto de las Notas y Bosquejos de Ezequiel

 

 

Suscríbase para recibir actualizaciones acerca del ministerio en su correo electrónico.