Array
(
    [data] => Array
        (
            [5bd9da39e6e8c] => Array
                (
                    [index] => 0
                    [type] => image
                    [url] => /images/r/mcgee-at-cod-compressor/800xg0-314-2872-1930/mcgee-at-cod-compressor.jpg
                    [size] => 800x450
                    [coords] => 0-314-2872-1930
                    [path] => /images/r/mcgee-at-cod-compressor
                    [caption] => 
                    [link] => 
                    [original] => /media/image/mcgee-at-cod-compressor.jpg
                    [_image] => /images/r/mcgee-at-cod-compressor/c960x540g0-314-2872-1930/mcgee-at-cod-compressor.jpg
                    [marker] => 0
                )

        )

    [thumbs] => Array
        (
            [0] => <li><a href="#slide0"><img src="/images/r/mcgee-at-cod-compressor/60x60g0-314-2872-1930/mcgee-at-cod-compressor.jpg" alt="" /></a></li>
        )

    [id] => carousel
)

El Dr. J Vernon McGee fundó el ministerio A Través de la Biblia hace más de 5 décadas. Hoy en día, Dios sigue usando el ministerio en todo el mundo para alcanzar almas para Su Reino. Echemos un vistazo al comienzo de este programa y al hombre que dejó que Dios le usara para impactar a muchas generaciones a través de sus enseñanzas.

Acerca del hombre

John Vernon McGee nació en Hillsboro, Texas, EE. UU., en el año 1904. Comentó el doctor McGee, “Mi mamá me dijo que cuando nací, y el médico me dio la nalgada de costumbre, yo solté un chillido que se oyó hasta las cuatro fronteras del estado de Texas.” Su creador bien sabía que necesitaría una voz poderosa para proclamar un mensaje poderoso.

Después de completar su educación – incluyendo una maestría en teología y un doctorado en teología del Seminario Teológico de Dallas – se mudó con su esposa hacia el oeste de los Estados Unidos, para establecerse en la ciudad de Pasadena, California. Su pastorado más importante fue el de la histórica Iglesia de la Puerta Abierta, en pleno centro de Los Ángeles, donde desempeñó su ministerio desde el 1949 al 1970.

Comenzó su enseñanza sistemática a través de la Biblia en 1967. Después de jubilarse del pastorado, estableció su sede radial en Pasadera, y el ministerio radial comenzó a expandirse rápidamente. Pareciera que los oyentes nunca se cansan de su manera práctica de enseñar la Biblia, ni de su pasión por predicar la Palabra de Dios entera.

Acerca del ministerio

Fue en el año 1941 cuando se le convencieron al Dr. J. Vernon McGee a comenzar un programa radial dominical que ostentaba el nombre “La Hora de la Biblia Abierta”, en una emisora. Dirigido al “americano promedio” ese humilde programa sirvió de fundamento para lo que llegaría a ser el programa Thru the Bible (A Través de la Biblia).

En el año 1973, ATB tomó los primeros pasos en un viaje que llevaría el ministerio a otro nivel: en colaboración con Radio Trans Mundial, comenzaron la producción y transmisión de una versión en español del programa, en la voz de Samuel Montoya.

El Dr. McGee participó de forma activa en el programa durante 47 años, pero cuando su salud comenzó a declinarse, se formularon planes para la continuidad del programa al producirse su eventual desenlace. Se determinó que su voz continuaría en el programa en inglés mediante las grabaciones realizadas a lo largo de la serie de 5 años.

La obra continúa

En la mañana del 1 de diciembre de 1988, el Dr. McGee estaba sentado en una silla, alerta, y visitando con el director asociado de A Través de la Biblia. Su última conversación se enfocó en la preocupación del Dr. McGee para la continuación de su ministerio radial. Unos minutos después de la visita, el Dr. McGee pasó tranquilamente a la presencia de su Salvador. Su cuerpo está durmiendo en Altadena, California, bajo una lápida sencilla en el Mountain View Cemetery, esperando el llamado de su Señor.

Después que el Dr. McGee respondió al llamado del Señor al hogar celestial en 1988, siguió creciendo el alcance internacional del programa. Hoy, el ministerio mundial de A Través de la Biblia se oye en más de 120 idiomas y dialectos alrededor del mundo.

Nuestra misión es sencilla: Llevar la Palabra entera al mundo entero. El éxito de este ministerio – aun después de la muerte de su fundador – da testimonio vivo de las abundantes bendiciones de Dios.

Damos gracias a Dios por los muchos oyentes que son nuestros compañeros de viaje en el Autobús Bíblico.