Array
(
    [data] => Array
        (
            [5b6ba9c77219b] => Array
                (
                    [index] => 0
                    [type] => image
                    [url] => /images/r/4veh-haiti-1/800xg0-150-1600-1050/4veh-haiti-1.jpg
                    [size] => 800x450
                    [coords] => 0-150-1600-1050
                    [path] => /images/r/4veh-haiti-1
                    [caption] => 
                    [link] => 
                    [original] => /media/image/4veh-haiti-1.jpg
                    [_image] => /images/r/4veh-haiti-1/c960x540g0-150-1600-1050/4veh-haiti-1.jpg
                    [marker] => 0
                )

        )

    [thumbs] => Array
        (
            [0] => <li><a href="#slide0"><img src="/images/r/4veh-haiti-1/60x60g0-150-1600-1050/4veh-haiti-1.jpg" alt="" /></a></li>
        )

    [id] => carousel
)

Viaje de distribución de Radios Solares en la Haití rural

Después de un viaje de dos horas al campo de Haití, Steve Shantz llega a un pueblito y va directo a la iglesia local. Más personas se reúnen allá en la iglesia. Es mayo del 2018 y Steve Shantz, el vicepresidente para Latinoamérica y el Caribe de Radio Trans Mundial, está visitando al socio de RTM en Haití, y se une a un viaje de distribución de radios.

Más de cuatro millones de personas viven dentro del alcance de las transmisiones de Radio 4VEH, el socio haitiano de RTM. Sin embargo, muchos de ellos no poseen una radio. 4VEH trabaja con iglesias locales para visitar a familias que viven sin electricidad, y en donde el analfabetismo es tan alto como el 80%. Los que expresan un deseo de escuchar las transmisiones de 4VEH reciben una radio solar sintonizada.

Conversación en un patio

Steve y los otros, junto con un guía local, caminan de casa en casa. Algunas personas se quedan en la iglesia orando, “Dios, abre corazones para el Evangelio y protege al equipo”.

Después de algunas charlas con nativos, Steve conoce a una mujer que lo invita y guía a entrar a su patio. Ellos comienzan una conversación y Steve le pregunta a ella:

“¿Usted conoce a Jesús?”

“Si lo conozco, y sé que Él es el Hijo de Dios, pero no lo aceptaré!” ella respondió, agitada y con una voz ruidosa.

“¿Puedo orar por usted?”

“Si, ore por mi familia y para mí, por favor”.

Después de la oración, Steve le agradeció por invitarlos a su patio.

La mujer respondió: “Si te rechazo a ti, estoy rechazando a Dios”. La mujer estaba tan angustiada que el grupo decidió no darle una radio.

Caminando a la siguiente casa, un nativo haitiano les contó a las personas en el grupo que la mujer que acaban de visitar es una sacerdotisa vudú. El guía decidió regresarse para darle una radio, la cual ella aceptó.

Agarre del Vudú

Cuando Steve le preguntó a Storly Michel, el director de 4VEH, acerca de la mujer y lo que le impide darle su vida a Jesús, Storly le respondió: “A muchos les dan miedo las consecuencias. El vudú tiene un agarre fuerte y los mantiene atados al miedo. El temor de los espíritus malos y sus ancestros”. El vudú está muy vivo en Haití, ya sea que puedas verlo o no.

Steve dijo acerca de su experiencia:

“Distribuimos 40 radios ese día, y 10 personas le dieron sus vidas a Cristo, incluyendo una pandilla de 7 jóvenes que viven en una casa. Disfruté conocer a la comunidad cristiana en la iglesia. También fue bueno conocer algunas personas locales.

Por favor ore por 4VEH y el gran trabajo que hacen. También ore por la distribución de radios, y por la gente de Haití. ¿Qué retiene a Haití? Ore para que, a través del de la enseñanza bíblica sólida, la próxima generación pueda romper las fortalezas de Satanás”.