Ángel Jiménez

Asistente a la Directora

Ángel nos cuenta…

"Mis padres llegaron a los pies de Cristo en el año 1986: yo solo tenía 2 años. En ese entonces en la cuidad de Caracas, Venezuela los recursos y enseñanzas con fundamentos Bíblicos  eran escasos. En su hambre y sed por la Palabra de Dios en su recién nacimiento en Cristo, encontraron una emisora en donde temprano en la mañana y tarde por la noche podían escuchar y alimentarse de la Palabra viva de Dios. Encontraron programas como “A Través de la Biblia” que Dios utilizó para fortalecer sus vidas en un tiempo tan crucial en su crecimiento espiritual como recién nacidos en el Espíritu.

Cuando yo tenía 21 años, el Señor me llamó al ministerio. Yo no tenía idea en que y como el Señor me utilizaría pero Él quería que le fuese fiel en Su llamado. 12 años después, el llamado aún estaba ardiente en mi vida pero circunstancias habían hecho el camino hacia el servicio en el ministerio ardo y fuerte. El Señor seguía pidiéndome fidelidad y constancia en El. Que reposara en Él y confiara en que Él me estaba dirigiendo y siempre encaminaría mis pasos.

En un tiempo difícil y oscuro, le clamé al Señor preguntándolo hasta cuando esperaría escuchar de Él. Tiempo después de escudriñar Su palabra, un día buscando en el portal de empleo de mi universidad encontré un cargo en un ministerio llamado “Trans World Radio (TWR).”  Me pregunté que si este podría ser el mismo ministerio de donde, 30 años atrás, mi padres se habían alimentado y bebido de la Palabra de Dios por medio de sus transmisiones. Hice mi aplicación sin saber si obtuviera el trabajo. Sorprendido, un día después de la entrevista,  recibí una llamada y me ofrecían la posición. ¡No lo podía creer!

¿Cómo Dios, en medio de mi infidelidad y pecado,  me quería usar a mí para proclamar Su salvación y evangelio por medio de un ministerio en que fui yo beneficiado por medio de la madurez espiritual que mis papas recibieron 30 años atrás? Quiero crucificar y rendir el “yo” en mi vida a Cristo para que Su carácter crezca en mí. Que el Señor me use para ministrar, proclamar el evangelio y fortalecer las vidas de aquellos que afectarán la vida eterna de muchos por medio de lo que el Señor hizo, hace y hará por medio de Radio Trans Mundial (RTM)."